La Ilustrísima Orden de San Patricio de México

 

Historia en Irlanda 

"The Most Illustrious Order of Saint Patrick" fue una Orden de códigos de caballería británica asociada con Irlanda. Fue creada en 1783 por Jorge III, pero el nombramiento regular de caballeros de San Patricio duró hasta 1922, cuando la mayor parte de Irlanda se convirtió en independiente como el Estado Libre Irlandés.

 

Aunque la Orden, técnicamente, sigue existiendo, nadie ha sido nombrado caballero de San Patricio desde 1936, y el último caballero, el Príncipe Enrique, Duque de Gloucester, murió en 1974La Reina, sin embargo, permanece como Soberana de la Orden, y un oficial, el Rey de Armas de Ulster (ahora combinado con el Rey de Armas de Norroy), también sobrevive.

San Patricio es el patrón de la orden, y su eslogan es Quis separabit?, «¿Quién nos separará?», una alusión a la traducción Vulgata de Romanos 8:35, «¿Quién nos separará del amor de Cristo?».

La mayoría de las órdenes de caballería británicas cubren el Reino entero, pero cada una de las tres mayores pertenece sólo a una nación constituyente. La Orden de San Patricio, perteneciente a Irlanda, es la menor de estas tres en precedencia y edad. Su equivalente en Inglaterra es la Orden Más Noble de la Liga, la orden de caballería más antigua del Reino Unido, que data de mediados del siglo XIV. En Escocia está la Más Antigua y Más Noble Orden del Cardo, que data, en su forma moderna, de 1687.

La Orden ganó cobertura internacional en 1907, cuando sus insignias, conocidas como las Joyas de la Corona Irlandesa, fueron robadas del Castillo de Dublín poco antes de una visita del Soberano de la Orden, el Rey Eduardo VII. Su paradero sigue siendo un misterio.

La Orden en Ámerica Latina

La Ilustrísima Orden de San Patricio es una orden de códigos de caballería asociada con Irlanda ubicada en la Ciudad de México. Se propone alentar y reconocer actividades en América Latina que favorecen a Irlanda, y actividades en Irlanda que favorecen a América Latina, y a las personas responsables de ellas. Sus operaciones se basan en estrictas normas y procedimientos éticos, y carecen de prejuicios religiosos, políticos u otros.

 

La orden está compuesta por cincuenta miembros, a cada uno de los cuales se le asigna un número individual; y una vez elegidos, los miembros conservan su número en la Orden hasta su retiro voluntario, retiro o fallecimiento. La membresía en la Orden está abierta a ambos sexos.

 

La Orden está encabezada por un Gran Maestre, elegido por un período de cuatro años. Él o ella puede ser reelegido. También se nombra un Gabinete de la Orden cuando el Gran maestrE comienza su mandato y tendrá la misma duración. Este gabinete está formado por un scertario, tesorero y otros funcionarios que el Gran Maestre ha seleccionado entre los miembros actuales y activos.

El uniforme formal de la Orden comprende una toga. Para eventos y reuniones regulares, esta toga se usa con la insignia apropiada, con un traje de negocios oscuro con camisa blanca y corbata verde oscuro (miembros masculinos), o blusa blanca y bufanda verde oscuro (miembros femeninos). En los eventos de gala, se usa un esmoquin (para hombres) o un traje oscuro formal (para mujeres).

La Orden tiene como su mascota un setter blanco y rojo.